Ir al contenido principal

Mañana

RAMIRO: Nunca sabes cuándo puedes perder a alguien.
ENRIQUE: Es verdad.
RAMIRO: Nunca sabrás cuando me perderás a mí.
ENRIQUE: A ti no te perderé.
RAMIRO: ¿Cómo lo sabes?
ENRIQUE: Porque yo no quiero perderte.
RAMIRO: Puede que nos digamos chau como normalmente lo hacemos todos los días y al siguiente minuto ya no este.
ENRIQUE: ¿Por qué dices eso?
RAMIRO: Quien sabe, un auto, un bus, un robo, un secuestro, un suicidio. Esta ciudad no es segura, nuestras mentes ni que decir.
ENRIQUE: Mi mente es segura, yo hago lo que quiero y soy feliz me va bien.
RAMIRO: ¿Lo ves? Y si yo quisiera tirarme del puente que cruzo casi siempre que voy a tu casa, es lo que quiero ¿no? Me haría feliz.
ENRIQUE: No digas eso, eso no haría feliz a la gente que te rodea, no me haría feliz a mí.
RAMIRO: ¿Por qué? Y es lo que yo quiero hacer y me hará feliz.
ENRIQUE: No te hará feliz.
RAMIRO: Tú no conoces la muerte amigo.
EMRIQUE: Tu tampoco.
RAMIRO: ¿Y que si quiero conocerla?
ENRIQUE: No quiero que te vayas, ¿Me vas a dejar?
RAMIRO: ¿Tú me vas a dejar?
ENRIQUE: Nunca
RAMIRO: ¿Y si te mueres antes que yo? Me dejarías.
ENRIQUE: Estaré contigo siempre.
RAMIRO: ¿Por qué la vida se puede acabar en 1 segundo si nos demoramos 9 meses en nacer? ¿Te has preguntado eso? Tenemos que hacer tantas cosas para poder mantenernos vivos, pero si queremos morir o si la muerte nos llega nos desaparece en 1 segundo.
ENRIQUE: ¿Por qué me dices todo esto Ramiro?
RAMIRO: Porque es la verdad, porque trato de encontrar una forma en la que podamos vivir, ¿Sabes lo que es vivir? Pareciera que la muerte en realidad es la verdadera vida, mira qué fácil es llegar a ella, seguro así como es fácil llegar es fácil vivir en la muerte, o más bien morir en la muerte.
ENRIQUE: Tú no te vas a morir, yo estaré para que tu estés siempre bien, no quiero quedarme solo.
RAMIRO: Una persona puede sentirse muy sola así este rodeado de miles de personas al mismo tiempo.
ENRIQUE: Pero tú no estás solo, te estoy diciendo.
RAMIRO: ¿No me vas a dejar no?
ENRIQUE: Nunca Ramiro.
RAMIRO: Y entonces por qué me siento solo.
ENRIQUE: No estás solo
RAMIRO: A veces me siento solo.
ENRIQUE: Cuando estés solo piensa que yo estoy a tu lado, ¿Eso podría ayudarte?
RAMIRO: Supongo que sí.
ENRIQUE: Y ya no pienses en la muerte ¿sí?
RAMIRO: La muerte está en todo lugar.
ENRIQUE: ¿La has visto?
RAMIRO: Muchas veces Enrique, es el segundo más horrible que existe.
ENRIQUE: Y entonces no la llames.
RAMIRO: Yo no la llamo, ella viene y decide si quedarse o irse o venir en otro momento.
ENRIQUE: No quiero que mueras Ramiro.
RAMIRO: Yo no quiero morir y dejarte triste.
ENRIQUE: Lloraría mucho.
RAMIRO: Yo lloraría más de verte llorar por mí.
ENRIQUE: No quiero perderte, no quiero que te mueras, no quiero que me dejes, no quiero dejarte, no quiero pensar en que la muerte va llegarnos, quiero envejecer, envejecer tanto contigo hasta que nuestras memorias sean tan frágiles que no podamos recordar la muerte de ninguno de los dos y solo pensar que ya volverás de seguro comprar algo o que pronto nos volveremos a ver, pero nunca quiero pensar que moriste. No me dejes.
RAMIRO: Yo no te voy a dejar, pero ella ronda por aquí.
ENRIQUE: Que ronde si quiere, pero que no te lleve o que no me lleve a mí.
RAMIRO: Tenemos que hacerle ver que no queremos irnos aun, que podemos permanecer juntos todavía.
ENRIQUE: Le puedo mostrar eso y mucho más.
RAMIRO: La vida junto con alguien debería ser como un viaje al lugar que más amas en el mundo, llegas, descubres te gusta tanto que quieres quedarte ahí por siempre, feliz, en ese lugar nada podría enfadarte o hacerte sentir triste, en ese lugar solo podría haber paz, solo hay paz, solo eres tú y ese lugar que tanto amas, y si de pronto es de noche y es hora de dormir te vas feliz a dormir porque tu día fue hermoso y por qué sabes que al día siguiente seguirás ahí, no importa que, así es.
ENRIQUE: Sabes lo que siento por ti Ramiro.
RAMIRO: ¿Vez lo simple que es?
ENRIQUE: Lo es.
RAMIRO: Yo siento lo mismo por ti Enrique.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Más pasos

Ahora estoy aquí viendo cómo pasan los pasos de los viajantes

Sigo siendo la gota en el canal
El agua que fluye entre piedras y palos

Pisando fuerte mis pasos se abren paso
Con el frio mis rodillas tiemblan, pero está vez ya no de miedo.

Aventurarme, decontruirme, soldarme.

Cómo llegue aqui?

Volando entre los abismos de la carretera
Sin prisa, dejándome llevar
Cómo la gota del canal, junto con otras gotas más
Mojando la rivera, creciendo en caudal.

Quise escapar y me encontré
Las mismas voces me dicen que todo estará bien
Un primer encuentro con mi verdad.

Vámonos ya, el alba ya llegó.
Nos espera un camino de pasos agrietados e ilusiones que parchar.

Sigue.

Trasmutación

¿Cómo fue que todo esto paso?
¿Cómo fue que llegue aquí?
¿Cómo fue que no me rendí?
¿Cómo fue que llegue a lugares que no pensé llegar?
¿Cómo fue si yo no creía ni en mí?
¿Cómo si hasta ahora a veces tengo miedo?
¿Cómo si cuando decidí salir aun mis piernas temblaban?

El miedo me consumia
El miedo ya no me consume
El MIEDO ya no me puede consumir MÁS

Yo caminaba queriendo romper con todo y con todos, romperme a mi mismo
Yo caminaba por aquel túnel oscuro
Yo me arrastraba por aquel túnel lleno de gritos y yo ya no quería gritar más
Yo me arrastraba cansado de arrastrarme y al salir de mis propios gritos me fui a volar
Yo volaba y pensaba que podía volver a caer
Yo volaba y mis alas aun temblaban
Yo volaba y mi cuerpo temblaba y aun tiemblo

El miedo no me puede consumir más
El miedo como gasolina me hace moverme
Ya no quiero temblar
Ya no quiero pensar y lastimar, lamentar,  acabar sujeto a mis piernas convertidas en piedra
en mis alas convertidas en semento

Es la hora
Es el momento
Es …

Para un viajero

Me voy volando entre la cordillera
y de entre las montañas te asomas

Seré directo
Seré sincero
Seré rápido
Seré el frío y seré la altura

Me voy congelando con la helada
y no soy directo
no soy sincero
no soy rápido
Solo soy el frío y el hielo
Por que te asomas y mi cerebro es un cubo

Viajo para encontrar
Subo a ruedas con una caja de dulces
temblando y la chalina me acompaña

¿Un metro cincuenta y algo?
Ojos inmensos
Sonrisa tímida
Mi cerebro es un cubo de hielo
mis manos tiemblan
las rodillas caen

Estoy aquí desnudo en la helada
tocando, sintiendo, acariciando tu lomo
por que bajaré en ruedas pensando
pensando en un viajero
que se llevo mis dulces
y ahora  estoy con la caja vacía
con la chalina y el cerebro helado

La helada ya se va
y el viajero en las nubes cruza

Soy directo
Soy sincero
soy rápido
Soy el frió y la helada
Y el sube y baja de las calles.