Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Clandestinidad

Rodeada por otras iguales a mi
distintas, unas verdes, otras rojas,
algunas amarillas y blancas como yo.


El aliento fresco y frió de la noche
nos hace bailar
y mis ojos miran a todos lados.


La ciudad lejos, sin luz, a oscuras
negra, como la luna que esta noche
no alumbra.


Un ave, un ave negra parece que veo
aletear sus alas
¿Un ave negra o el alma de la noche?


Mis pétalos salieron y el viento se los lleva, 
por aquí y por allá.
Unos llegan a Francia, donde la Eiffel
esconde dos amantes en la oscuridad


Partes de mi rodeadas de almas,
mi alma en partes,
Marte me llama, pues la Luna y Marte
son amantes en la noche.


En el campo donde las flores habitan,
en la ciudad, o en Paris.
En la oscuridad, en la noche.
Clandestino.


Trio, Tres

La flamea pero sentido
esas odio me poema
a sol entre sexo sin amor


En risa, si colera
era agua
que recuperacion lo grasa
sus es como un sexo


Por figura entonces
sueño una fuerza
hay corazon
tu luna ser, sin alma.

Recuerdo Vivo

Algunas veces la vida es cruel, te quita lo que mas quieres, lo que mas te hacia sentir bien, lo que tenias y lo querias tener por mucho tiempo. A mi me quito a alguien a quien aun sigo extrañando, alguien a quien queria demaciado, alguien a quien queria, alguiena quien espero podervolver a  ver de nuevo. Mora o Andrea, pero mejor como yo le decía, Mi Negra, es demasiado pensar en ella, imaginarla, mirarla con los ojos cerrados, cada vez que sucede eso es imposible no reírse, recordarla es lo mas bonito que puede existir, pero recordarla aveces no es suficiente.
Mora ya no te veo, pero te siento, en mis sueños te puedo ver, como la letra de la canción que tanto cantábamos, ¿ Recuerdas?, me gustas tu solo tu y nadie mas me gusta como caminas (muy payasa hermosa) aunque ahora vueles, me gustas tu en mis sueños estas... Mora tu me haces feliz, me haces ver las cosas bonitas, y el sentimiento original que te tengo nunca se ira. Canciones que hicieron cambiar mi mundo, y cantarlas es como c…